jueves, 4 de abril de 2013

El misterio de los barcos nazis de Corme


Barcos nazis en la Costa da Morte. Rafael Lema nos cuenta el caso de Corme.



RAFAEL LEMA


En los puertos de Corme y Laxe faenaron en los años cuarenta un grupo de barcos peculiares, que por su fisonomía parecían lanchas de desembarco nazis. Son cuatro pequeños mercantes de la empresa minera Kaolines de Lage SL dedicadas a la carga de mineral en esta ría, aunque algunos continuaron en el cabotaje varias décadas y con otros armadores. Son el Rutilo, Kaolino, Titanio, Kromo. No son lanchas nazis, sino mercantes construidos en Galicia, uno en O Freixo y tres en Vigo. Los vigueses bajo un mismo modelo, el Kaolino, salido de la factoría Hijos de J. Barreras SA, que sí tiene “padrinos nazis”. 


Y eso aclara el misterio de este grupo de barcos. Se construyeron gracias al apoyo nazi a la industria nacional. Son de poca eslora, muy anchos, de mucha manga, poco calado, descompensados y de mala navegación. El calado les permite acercarse a embarcaderos de mineral en zonas de mareas, con peligrosos bancos de arena, al interior de las rías. Un mineral que abastecía a la industria bélica nazi, por otra parte. En la España de posguerra, como en general en la industria nacional desde 1938, la ayuda alemana fue imprescindible en un estado autárquico y sin aliados comerciales. 


La Alemania nazi colaboró comprando materias primas, vendiendo maquinaria y todo tipo de productos, también enviando técnicos a la industria nacional. En Galicia el apoyo nazi se evidenció sobre todo en la minería, pero también en la necesitada construcción naval, la automoción, la industria química. El modelo del Kaolino fue copiado por el Titanio y el Kromo, responde a unos planos de lancha de desembarco nazi, usada en canales de los países ocupados. Además incorpora motores entregados por la ayuda de la Alemania nazi a Franco, en fábricas ocupadas o al servicio de la maquinaria de guerra alemana, como la Werkspoor holandesa o la Ganz húngara. Metales y otros componentes también proceden del auxilio nazi, con una importante colonia en Vigo, en lo más alto del escalafón social y socios comerciales falangistas. El Kaolino fue el primero, ya que se inició en 1940, pero los problemas de suministros, quizás económicos, o contratiempos técnicos (por ser un tipo nuevo, una adaptación, por fallos) retrasaron dos años su vida activa. El casco estaba terminado en noviembre de 1941, lo que nos da una pista del problema: pertrechos, máquinas, instrumental. O sea, importaciones, en un país bloqueado y con una Alemania (único recurso) necesitada de una industria nacional al servicio de su maquinaria de guerra.


La escritura de propiedad del Kaolino fue firmado en Vigo el 23-12-1941 por el representante del astillero, José Barreras Massó, y por Isidro Parga Pondal, como representante de Kaolines de Lage SL. Los datos de la hoja de asiento, dada en Corme el 30-6-1942 por Jaime Arriandiaga, ayudante militar, coinciden con los modelos del Titanio y Kromo. Este asiento nos informa que el casco fue terminado el 5-11-1941. El 6 de febrero de 1943 recibe el certificado de la inspección general. Lleva un motor Barreras Werkspoor TMGF 5213, construido nuevo en Barreras, propulsión diésel, combustión interna. La hoja de asiento incorpora el coste. 275.000 pts es el precio total del barco. 46.000 son los materiales del casco, 54.000 los jornales, 110.000 el motor, 75.000 instalación de máquinas y pertrechos. Se indica que se usan materiales de construcción nacional. Es de casco de acero, con distintivo EA-2658, de la 2ª lista. Sus medidas: 21x5,8x2,25 metros. Motor de 90 hp, velocidad de seis nudos. Podemos ver un modelo similar de motor de la Mv Werkspoor de Amsterdam en 1949 en el MS Marne. También el MN Ciudad de Ferrol, en 1952, lleva un Werkspoor VES 604/90. El Titanio usaba un Werkspoor. El Kromo por su parte usaba un motor Ganz húngaro. El Rutilo se construyó en O Freixo en 1929, y fue abanderado en agosto de 1931. Se hundió en 1961 en Caión. Tenía 50 toneladas.



 No es un barco de posguerra, por lo tanto se escapa a la clasificación filonazi de los otros tres, que salieron de la factoría Hijos de J. Barreras SA. El Kromo se empezó el 14-3-1941, se terminó el 10-12-1941, se abanderó el 18-7-1942. El Titanio se inició a finales de 1940 y se abanderó el 16-6-1942. El Kaolino se construyó entre 1940 y 1941, abanderándose en 1942. Veremos el tipo de motor y potencia del Kaolino y hermanos en modelos de la Armada nazi como los siebeld ferries. Y las medidas en el ARA Aquiles, viejo remolcador alemán de la Hamburgo Sudamericana en el Rio de la Plata, con motor dos cilindros. Y hay varios modelos de la Armada alemana, Kriegsmarine, con medias similares a nuestros lanchones cormelanos, de 26,4x6,7x1,9 mts, o de 27,6x5,3x2,1 mts. 


En la Segunda Guerra Mundial, Alemania no tuvo hasta el final del conflicto modelos de lancha de desembarco específicos. Usó barcos fluviales, pequeños mercantes. Había hasta 700 modelos, como los PILB de 16,9x5,8 mts, con calado de 1,8 mts. O las MFP, que podían transportar 200 soldados o 140 tns. La lancha Higgins de 10,8 mts, de 1940. O el citado remolcador de 22 mts de eslora ARA Aquiles argentino, transferido en 1942 de la alemana Hamburg Sud a la nacional Fanu. Convertido en el ARA Ranquel y en ARA Comechingon, en actividad desde 1942 a 1966. Los sturmboot, o lancha rápida, la más parecida al modelo tipo. Los siebeld ferries, que llevaban motores de avión BMW, para uso en canales de Holanda, Bélgica, Francia, con motores de 100 hp. A este respecto indicar que en el Reicht la Aviación también trabajó para la Armada, como la Arado Flugzeurgwerke (1942), constructora de un avión de reconocimiento embarcado. 



Y también de los FW, bien conocidos en nuestros cielos en la 2GM. O la Fokker, con sus factorías en Amsterdam, en 1943, colaborando con la Werkspoor. Es curioso que el motor de un avión alemán FW abatido en la 2GM cerca de Corme fue incorporado por un mecánico mañoso al pesquero local Alonso, vendido a Camelle. Las innovaciones producidas por las necesidades bélicas se trasladan a la marina civil. Y cuando se produce una serie de éxito, el modelo tendrá sucesores. En la Marina alemana de la 2GM también se acorta la eslora, aumentando la manga y agrandando la cubierta, en los modelos perfeccionados, buscando la lancha de desembarco ideal, un modelo claro y eficaz, para canales y pantanos.


 Es el modelo copiado en Vigo para la minería de las complejas rías de la Costa da Morte, barcos que podían subir a embarcaderos como Ponteceso o Ponte do Porto. Con cabotaje activo hasta 1965. Lanchas que pasaron del frente occidental a Rusia y bien conocieron los españoles de la División Azul. Un tipo que incluso llega a nuestros días, como podemos ver en las lanchas de desembarco españolas construidas por Navantia para Australia, de 21,27x6,4x2,8 mts. En la lancha torpedera PT de Estados Unidos, de 24x6,3 mts. O en la patrullera rápida israelí Shaldag MKII, de 24x8x6 mts.X

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada